Grupo opresor VS Grupo oprimido

FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail

Me he planteado muchas veces este post sobre la interseccionalidad y la división de nuestra sociedad en dos grupos: opresor y oprimido. No es un tema complejo ni difícil de entender, tampoco es una invención mía ni una teoría conspiranoica: ambos grupos existen. Ni siquiera creo que pueda caber un debate sobre este hecho, aunque sí debate sobre muchas otras cuestiones relacionadas. A pesar de estar tan segura de la existencia de ambos grupos y de que están perfectamente delimitados: hombres y mujeres, opresores y oprimidas, siempre me resistía porque daba por hecho que hay personas (muchas, miles aún) que no están preparadas para asumirlo. Yo misma me he resistido, y es lógico, teniendo en cuenta que crecemos en una sociedad patriarcal y machista y aceptamos como buenos patrones que no lo son. Mis reservas para escribir el post, creo, estaban bien fundadas, porque hace unos días en Twitter salió este tema y tuiteé lo siguiente:

Desde el momento en que eres hombres y tienes privilegios sobre una mujer perteneces al sexo/grupo/bando opresor. No es ningún insulto.
— Barbijaputa (@Barbijaputa) August 25, 2014

La verdad es que pensé que este tema en un post tendría rechazo pero nunca hubiera imaginado la repercusión real que tendría. Me sorprendió por ambas partes: hombres aceptando su condición de privilegiados y reconociendo a la mujer como oprimida (muchos más de los que esperaba) y la cara triste: hombres y mujeres negando tanta opresión y aceptando que sí, que habría opresores pero que ellos no lo eran (ninguno en absoluto de todos los que contestaban) puesto que no hacían uso de los privilegios de ser hombre. Y fueron muchos más, también, de los que hubiese creído.

Así que, dado que el tema ya salió, escribo por fin el post aprovechando la coyuntura y los tuits que me regalaron durante aquel día.

Voy a contestar de nuevo a preguntas que me hicieron, obviando las faltas de respeto, los deseos de muerte y los insultos, pero dejándolos para que se vea el poco nivel de aceptación de algo tan claro como el machismo y la opresión que sufrimos las mujeres en este país.

@Barbijaputa somos opresores por tener una cosa que cuelga entre las piernas? Soberana, injusta y estúpida gilipollez. Vergüenza ajena tía.
— Outsider (@OutsiderCat) August 25, 2014

Me pregunta que si ya es opresor por tener una cosa que cuelga entre las piernas. La respuesta es: ¿tienes privilegios por el simple hecho de tener esa cosa colgando entre las piernas?
Si tienes privilegios por el simple hecho de ser hombre, ¿por qué te parece tan raro que con tus privilegios estés oprimiendo a las mujeres que no los tienen?

@Barbijaputa @dbravo si tienes privilegios y HACES USO DE ELLOS, oprimes. Aprende la diferencia.
— Daniel Diego Wildin (@thesuker) August 25, 2014

Aquí otro amable colaborador en el debate me insta a aprender a diferenciar entre hombres que hacen uso de sus privilegios y los que no. Quizás no se ha dado cuenta de que no todos los privilegios que la sociedad le otorga por ser hombre son desechables o renunciables. ¿Cómo un hombre puede deshacerse del privilegio de cobrar más que las mujeres en la misma categoría? (Muchos negaron el otro día este hecho, así que lo ilustro con una noticia de un medio nada sospechoso de estar influenciado por ningún movimiento feminista).

Hay privilegios como el sueldo, la ausencia de condescendencia de tus superiores, el saber que ninguna mujer te va a violar en tu portal, la tranquilidad de ir a entrevistas de trabajo sin miedo a ser rechazado porque tienes edad de ser madre, etc. a los que ningún hombre, por muy feminista que sea, puede renunciar. Pero esto no lo acepta mucha gente, por muy obvio que sea.

@Barbijaputa@dbravo Mi condicion de varon no es opresora pk no comparto la ideologia del discriminante establecida por el machista

— Zasca (@zascajd) August 26, 2014

El feminismo sostiene que todos los hombres son opresores por disfrutar de estos privilegios, aunque ellos no quieran. Está claro es que si eres privilegiado, aun sin querer, formas parte de la opresión aunque sea de manera involuntaria. Muchos hombres se rieron aquel día del hecho de pertenecer al grupo opresor y de que las mujeres estemos oprimidas. Haciendo a su vez, chistes machistas o comentarios despectivos de los que se desprende un desprecio brutal por el debate.

Miro a las mujeres por la calle con deseo sexual. ¿Cómo curo mi machismo? ¡Ayúdame @Barbijaputa!
— Ato. (@IceBeerc) August 28, 2014

Yo solía ser de las que opinaban que un piropo amable debía ser agradecido (como se agradece un cumplido) y nunca reprobado (mucho menos ser respondido con un insulto). Pero quién mide la amabilidad en un piropo. Yo puedo considerar un piropo amable y otra chica puede sentir que han sexualizado su cuerpo mientras andaba por la calle o hablaba por teléfono con su madre, lo cual no siempre es bien recibido por la receptora, no sólo porque el hombre la haya sexualizado, sino porque él se ha sentido con la autoridad de expresarlo en voz alta, de anteponer su deseo de hacérselo saber a ella por encima del derecho de esa mujer a pasear, estudiar o hablar tranquila sin que la molesten o aborden, mucho menos abordarla para algo así: hacerle saber que han pensado en ella en unos términos que puedan hacerla sentir incómoda o intimidada (sentirse así por ese desconocido y en ese contexto, claro). El simple hecho de que te miren por la calle con deseo sexual explícito, ya es motivo para sentirse acosada. Y esto vuelve al tema principal: es machista porque el hombre pone sus deseos de hacer notar su atracción por encima del respeto que debería sentir por un igual que podría sentirse incómoda, y esto pasa porque, sencillamente, no la ve como un igual.

Volviendo al tema del rechazo a reconocer ambos grupos, me topé también con respuestas que, con su propia negación del problema, lo confirmaban rotundamente:

Vaya retraso más grande tienes hija mía, mueren pocas como tú @Barbijaputa@frandavid100@shangay
— OCES (@odergalaksi) August 28, 2014

@Barbijaputa es lo más absurdo que te he leído. Las ideologías no se pueden atribuir a un fenotipo, son psicológicas, no fisiológicas.
— Juan Jose Ruiz (@juanjorf) August 26, 2014

Después de contestar unos 50 tuits como éste me di cuenta de que iba a ser imposible hacer entender el concepto porque el problema ya no estaba en mi explicación sino en el rechazo que el tema les producía y, por lo tanto, la negación constante de cualquier motivo que les diéramos yo o los demás. Pero lo repito: una mujer machista oprime porque perpetúa la opresión, pero esa mujer seguirá siendo oprimida y el hombre seguirá siendo privilegiado y por lo tanto del grupo opresor.

Aquí, mi colega @dbravo, me dijo:

@Barbijaputa Lo acepto si tú aceptas que como mujer blanca occidental eres del bando opresor de los gitanos, indígenas y tantos otros.
— David Bravo (@dbravo) agosto 25, 2014

Y sí, por supuesto, yo como mujer blanca pertenezco al grupo opresor de gitanos, indígenas y tantos otros. No tengo problema en aceptar una realidad obvia. Todos podemos pertenecer a grupos opresores u/y oprimidos.

Otros, no sólo negaron los privilegios del hombre, sino que aseguraron que las privilegiadas éramos las mujeres.

@Barbijaputa@dbravo que las chicas entren gratis en la discoteca y yo tenga que pagar, ¿es privilegio también, O eso ya no?
— Sr Bruns (@srbruns) August 25, 2014

Para empezar, no me considero privilegiada porque en una discoteca no quieran cobrarme la entrada; muy al contrario: me siento carnaza para moscones, partiendo de la base de que yo no pisaría un sitio donde yo no pago y mi acompañante sí por ser hombre. Pero si hay sitios donde las mujeres no pagan, no está relacionado para nada con el hecho de que por ser mujer merecemos no pagar, sino más bien al revés: ven a la mujer como un reclamo, y lo usan a su conveniencia. No se dan cuenta de que usar este argumento de la discoteca para negar el machismo ya es en sí machista. Y te lo encuentras en cada conversación sobre feminismo que tengas con un hombre que se tiene por “para nada machista”.

Hay algo obvio, y es que raro es el hombre que se considera a sí mismo machista. De hecho, yo creo que el hombre que se sabe machista y lo dice, es un mito: no existe. Lo que sí existen y muchas, al parecer, somos las feminazis, que somos todas aquellas que no pensamos como los hombres “para nada machistas” y somos incluidas en este grupo automáticamente. También tenemos al tipo de hombre que piensa que tu lucha por la igualdad está movida por una envidia de pene, (cuánto daño hizo Freud y MHyV).

Lo q pasa en la cabeza de gente como @Barbijaputa es que quieren tener pene y llamar la atención y no saben cómo hacer las 2 cosas a la vez.
— Marcos Rodríguez (@_Marquitosss) August 27, 2014

Si tú, mujer, te quejas de ser oprimida, no te quepa duda de que lo que te pasa es que o eres lesbiana o tienes envidia de pene. Y no hay más. No intentes razonar, porque este tipo de hombres evitará debatir contigo:

@dbravo@barbijaputa pero porque intentas dialogar con una feminazi? no ves que si bajas a su nivel te ganará
— Pedro López Cátedra (@lordsarogel) August 26, 2014

Pero quizás lo que más duele de este tema son las mujeres machistas, que, por supuesto, niegan su condición machista.

@Barbijaputa cuando a los crímenes pasionales se les llama violencia de género…persigan a los criminales y no criminalicen a un género..
— Rosa E. Ginez Boveda (@_boveda) August 27, 2014

A mí me oprime bastante más el sujetador que el «sexo opresor» en el que se ha enfangado @Barbijaputa.
— Alejandra (@alexcibernetica) August 26, 2014

 No voy a comentar nada sobre esto porque (creo) se comenta solo.

Sí quisiera hacer una aclaración sobre el término “privilegiado” a raíz de este tuit de @serranoismael (que entre otros muchos, supo aceptarse en el grupo opresor):

@twistedpalo@Barbijaputa@ergiro un buen sueldo no es un privilegio!!!! Quien lo tiene goza del ejercicio de ese derecho.
— Ismael Serrano (@SerranoIsmael) August 25, 2014

Cuando decimos que un hombre es un privilegiado por tener mayor sueldo que una mujer, no queremos decir que no sea su derecho o que deba renunciar a él. Simplemente significa que tiene un privilegio SOBRE la mujer. Ambos pueden estar cobrando una millonada muy por encima de la media pero él ser privilegiado por cobrar más que ella. No se habla nunca de que cobrar un sueldo digno sea un privilegio: es un derecho. El privilegio lo tiene el que cobra más sobre la que cobra menos haciendo el mismo trabajo.

También quiero remarcar que me parece necesario el uso de expresiones como “Grupo Opresor” y no “Grupo Privilegiado”, porque no significan lo mismo y porque el primero es más exacto al ser el segundo consecuencia del primero: el hecho de que haya privilegiados conlleva que haya oprimidas.

@Nbrevu Los tuits de @JonatanSark no hablan de «opresor» sino de «privilegiado» y de cómo puedes serlo aún involuntariamente, «de rebote».
— Javier Agrafojo (@FJAgrafojo) August 26, 2014

@Nbrevu@FJAgrafojo@Barbijaputa Pues eso, problemas de no saber expresarse correctamente.
— Jónatan Sark (@JonatanSark) August 26, 2014

No confundamos «expresarse correctamente» con «maquillar la realidad para que sea más amable». De hecho, el negar que esté bien expresado, es negar que existe la opresión. Dejemos de suavizar el lenguaje para no ofender, porque así es más difícil concienciar. Al igual que pedimos que en las noticias se hable de “asesinato” y no de “muerte” cuando un hombre mata a su pareja, usemos “opresores” frente “privilegiados”. El lenguaje puede ayudarnos o ser un obstáculo: usémoslo a nuestro favor. Si maquillamos conceptos fomentamos pensamientos así:

@Barbijaputa a mi me agota que este caso sea disputa que acaba mal y los otros son violencia de género
— David Jiménez (@Thosnod) August 27, 2014

Todo parece ser un problema inocente de términos, un problema nominalista, pero no nos equivoquemos: es un problema de aceptación de que vivimos en una sociedad dominada por y para el hombre.

Estaras tu muy oprimida, pedazo de putón @Barbijaputa
— Tannhäuser (@DanySam_Gohanda) agosto 26, 2014

Y sí, estoy oprimida porque los hombres tienen más permiso que yo a envejecer, porque tienen más posibilidades que yo en una entrevista porque yo estoy en edad de ser mamá; estoy oprimida porque toda mi vida he tenido miedo de los portales y los callejones; porque ha habido hombres que se han sentido con el derecho de meterme la mano bajo la falda y me han arrancado besos que no he querido dar; porque se han masturbado delante de mí en plena calle; porque me han hecho sentir incómoda con miradas lascivas en el metro; porque tengo amigas a las que adoro que han sufrido abusos sexuales y pienso que me he librado de milagro, pero no sé si mañana o pasado me libraré: los portales siguen estando ahí; porque me pregunto que, si tengo una hija, ella se librará; porque he tenido que demostrar el doble que muchos hombres en mi trabajo para que se me tenga en consideración y no se me trate con condescendencia, porque tengo que soportar comentarios sobre mi aspecto, mi edad, mi perfección, sobre lo mucho que estoy comiendo y la tripita que me ha salido, porque el acoso es diario y desde muchos frentes: la prensa, la tv, el trabajo, tu vecino, tu jefe, la publicidad; porque yo y todas estamos rodeadas; porque tenemos que estar perfectas, porque a partir de los 40 somos invisibles, pero los hombres a partir de los 40 son maduritos deseables; porque nos quedan peor las palabrotas; porque esa falda es muy corta; porque con ese escote no querrás que no te miren; porque tu novio qué dice de que salgas con tus amigas, porque sí, todas vivimos oprimidas.

Sobre interseccionalidad: no es más que la teoría en la que se basa la sociología para analizar mejor los modelos opresivos, ya que se entrecruzan entre ellos, no actúan de forma individual. Se interrelacionan para crear un sistema de opresión. Ya ves tú qué complicación.
FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail

66 Comments

    • Si es que esta chica y su amigo Ismaelito no se quieren enterar de que las estadísticas se interpretan al antojo individual.
      Las estadísticas hablan de brecha salarial no ajustada (no ajustada lo ponen si les parece pero la unión europea así lo determina). Esto quiere decir que no hace comparaciones según puesto de trabajo, sino sueldo bruto sea cual sea el puesto. Lo cual explica por qué en mayores de 45 años esa brecha es mucho mayor, ya que antes la mujeres no accedían a puestos de trabajo del mismo nivel que los hombres (por desgracia). Esa brecha disminuye proporcionalmente a la edad. Las estadísticas tampoco tienen en cuenta las bajas de maternidad, ni muchos otros factores.

      Que hay casos en los que una mujer cobra menos que un hombre por un mismo trabajo, sí. Que hay hombres que tienen más facilidad para conseguir un trabajo que una mujer, sí. Pero eso es hablar de otro tema llamado capitalismo que no se puede negar que el hombre saldrá más rentable. Que el empresario es idiota pirque la mujer valía 8 y el hombre 2 y elige a la mujer pues habrá casos.

      El caso es que las estadísticas están muy infladas y si no es justo que una mujer cobre menos que un hombre tampoco es justo enseñar datos mal interpretados.

      http://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259925408327&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios%2FPYSLayout&param3=1259924822888

  1. No es hermoso, ni evocador, ni probablemente justo, pero las declaraciones de derechos pretenden de hecho que las diferencias se diluyan, ya que siempre hay dos grupos, del arriba y el de abajo; sea por razón de género, de religión, de educación, de raza, de capacidad económica…los de arriba y los de abajo.
    Muchas veces no elegimos, estamos donde estamos; mujer, blanca, formada con cierta capacidad económica…frente a hombre, negro, analfabeto, pobre…
    Para romper las barreras, tod@s debemos ser conscientes de ellas, y en el caso que planteas es obvio.
    Normalmente el género nos viene dado y así somos de uno o otro grupo, si los hombres no reconocen los privilegios de los que disfrutan por el mero hecho de serlo, dificilmente podrán darse cuenta de la enorme diferencia de partida entre nosotras y ellos.
    De todos modos lo peor no es que no los vean ellos, sino que los niegen ellas ¿no crees?

    Un saludo

  2. Por pocas que haya las hay, a parte de que no es cierto que sean pocas, y de que ya me diras tu quien cumple lo de que las juntas directivas esten compuestas en un 50% por hombres y otro 50% por mujeres. Y cuantas cadidatas a la presidencia hay y así todo.

  3. Al nacer no pude elegir bando. Ni sexo, ni raza, ni país de nacimiento. Al ser consciente de todo ello tampoco pude elegir. Lo único que me queda entonces es la aceptación y sólo a partir de ese punto puedo empezar a entender el resto para poder cambiarlo. Al menos en la medida que pueda.

    Tengo privilegios adquiridos que no me corresponden más que por ser blanco, heterosexual y varón. Nada de eso se elige y en el preciso instante en el que a mí se me otorga un beneficio (pequeño o considerable, temporal o perpetuo) por condiciones que no dependen de mi voluntad, sino de mi nacimiento, implica que a otras personas no se les trata igual por el mismo motivo en cuanto el trato a mí concedido no es el mismo para todos.

    Ser consciente de algo tan básico debería ser elemental, como leer o escribir.

    • Todo muy fácil, Clark. Vete a Sudáfrica y trabaja de granjero hasta que una banda de criminales negros te mate y saquee tu casa ante la pasividad del gobierno, mayormente negro. Así habrás equilibrado la balanza de tus «privilegios».

  4. Uno de los grandes fallos de tu razonamiento en Twitter es que hablabas de bandos. Veo que rectificas y cambias al término grupos, algo que sí se puede ajustar a la realidad.

  5. Como mujer, te doy las gracias por este post y tu lucha a través de las palabras en Twitter. No todas seríamos capaces de aguantar a una horda de varones insultando y deseando la muerte por nuestra forma de pensar.
    Quizás me ha faltado una cuestión entre todas las necesarias a las que haces mención ¿cómo te has sentido respecto a los hombres de ideología común (izquierdas, rojos, como queramos definirnos)? En este debate es una de las cuestiones más tristes y duras para mí, que compartas tantos ideales con ellos y en esta cuestión se muestren casi como enemigos.
    POr desgracia, las personas con cierta repercusión en las redes son muy necesarias a la hora de plantear esta realidad. Gracias de nuevo.

  6. Pues yo lo siento, pero lo de las generalizaciones fuera de hacer un chiste siempre me ha parecido algo bastante llamativo (Amen de la injusticia inherente que hay) y bastante descompensada la reacción cuando la generalización es sobre ciertos grupos respecto a otros, aunque lo que levante la ira de unos grupos sea objetivamente infinitamente menos hiriente que lo que se diga respecto a otros sin que eso levante ni una ceja, pero eso es otra discusión diferente.

    Yo considero que cada uno se define por sus actos, no por lo que le viene impuesto de fábrica y no puede cambiar, es decir, hechos como el ser español no hace querer colonizar Sudamérica, ni tampoco pienso que eso obligue moralmente en modo alguno a nadie a tener que pedir perdón por los que hicieron otros, del mismo modo que (Con un ejemplo claro por si no había quedado lo suficientemente evidente ya) todos comprendemos que hace falta mucho más que ser un hombre para estar tan tarado como Bretón, y el que él sea biológicamente un hombre no implica que por tener pene se vaya a ser capaz de pensar hacer esa bestialidad, y con esto de la opresión lo mismo, pero igual, yo NO he provocado esta situación, intento siempre ser lo más justo que mis capacidades me permiten, y no soy mas opresor que quien esté leyendo este mensaje ahora mismo por muy paladín de los inocentes que se considere, así que no veo motivo por el cual por ser hombre tenga que cargar con una acusación, y mas sólo por existir terceras personas que vivan aún en la edad de piedra y piensen que la mujer es inferior, y no por decirlo yo, que en ese caso aún tendría sentido que me dijeran de todo menos bonito (Vamos, lo que viene siendo que no me discriminen por ser lo que soy).

    Mi opinión es que el opresor es el que por definición oprime, y a día de hoy, lo siento, pero eso solo me lo puede llamar con propiedad mi pasta de dientes y las teclas de mi ordenador, y no, lo siento, por mucho que se quiera vender así oprimir a un grupo no tiene nada que ver con nacer así o asá, si no con ser o no un déspota cuando se tiene un poder, se puede ser de una posición social holgada y privilegiada, y que eso no quite para haga infinitamente menos daño que un pobre de origen humilde con ínfulas dictatoriales que de un golpe de estado en el pais X. ¿Que hay gente que en estos casos podría hacer más?. Sí, desde luego que los hay. ¿Que esa gente está apoyando implícitamente al opresor y destruyendo al oprimido sólo por no compartir lo que exigiría el punto de vista de quien lo expone? Considero que eso ya son palabras de otra historia, y que no necesariamente ha de ser real 100% para categorizar a todo un grupo de gente por mucho que nos venga bien como argumento en una discusión de internet.

    Sea como sea la idea que se quiera exponer (No vamos a negar que hay una dominación general del hombre sobre la mujer, no vamos a mentir) si convendría vigilar las formas de lo que se dice para quitarnos gilipollas (y los dolores de cabeza que provocan) de en medio, porque aun entendiendo el punto de vista que se quiere dar, también comprendo por alusiones que, después de años de concienciación con la lucha (No solo la feminista, también racial, o de donde provengas, etc …) intentando desterrar este tipo de ideas y vendernos que no se puede prejuzgar a todo un colectivo por lo que hacen unos desgraciados, moleste ver ese tipo de afirmaciones que son más carnaza para que los -estas de turno tengan argumentos para atacar que otra cosa, y que si encima actúas en consecuencia con eso y te quejas de como se ha generalizado, se enroque aún más el asunto.

    Si se buscan apoyos entre los hombres para acabar la lacra, los habrá a millones (La inmensa mayoría de los que usa la cabeza para algo más que sujetarse las orejas, de hecho), si lo que se quiere es enfrentar ambos sexos en una guerra dialéctica como si fueran dos facciones irreconciliables … Pues en ese caso buena suerte con ello a quienes lo persigan, muchos en eso no queremos participar por motivos obvios.

  7. Irónicamente, el «hombre» siente algunas de esas situaciones incomodas que describes, cuando la situación cambia ,y el que esta cerca es otro hombre homosexual, (con pluma o sin pluma). En seguida corrillos avisando a los demás hombres del peligro, esa desconfianza e intranquilidad en los encuentros de tu a tu.
    Esos machos ibéricos que hacen del piropo obsceno una normalidad, luego se sienten brutalmente intimidados cuando es alguien del mismo bando el que podría dedicárselo…
    la conclusión es; mujer que no se deja agasajar, es toda una feminazi…
    Gran y obvio post!

  8. Gracias, increíble. Como mujer me siento totalmente identificada. Hasta en mi propia familia (todos de izquierdas y luchando por los derechos de todas y todos) lo he sentido asi. Es duro pero es asi… Y como bien decis hay que empezar aceptándolo.

  9. A mí me convences.

    Sin embargo, comprendo la «sorpresa» («rechazo», «negativa», «incredulidad», «estupidez», como lo quieras llamar) de muchos hombres ante el tema de menos sueldo para mujeres que para hombres en el mismo puesto. Y es que muchos no hemos tenido esta experiencia, y nos resulta incluso inconcebible en los puestos que hemos ocupado. Yo he trabajado en una radio, un centro médico privado, una gran cooperativa cultural muy extendida en Cataluña, y una empresa de marketing online. Y por los mismos puestos que he pasado yo, han pasado mujeres (antes, durante, y después de mí), cobrando exactamente lo mismo. Poco, casi siempre xD

    De verdad pensaba q cuando se hablaba de esta diferencia de sueldos, hacía más bien referencia al «nivel» de los trabajos, como q los hombres ascendían más fácil a altos puestos (que seguro también ocurre). Pero se me antojaba increíble q para el mismo puesto hubiera esa discriminación, porque ni en mi experiencia había sido así (ni en los casos que conozco), y sobre todo, es que habría sido un escándalo que así fuera.

    Pero no creo que sea un problema tanto de que no lo vemos porque somos hombres, como que no lo vemos, porque todos tenemos la tendencia a hacer de nuestra experiencia personal, una ley general. Eso tan típico de «pues yo veo mucha gente en los restaurantes, tanta crisis no habrá» (aunque los datos generales lo desmientan). Pues con esto creo que pasa algo parecido.

    Falta de visibilidad del tema, falta de lectura por nuestra parte (por la mía, sin duda)… yo tengo curiosidad por saber más detalles sobre en qué sectores o trabajos (o incluso comunidades, vete a saber) ocurre esto de la diferencia de sueldo en el mismo puesto. Todas los artículos que he leído mencionan esto, pero no se entra en detalles. ¿Tienes tú alguna fuente? ¿O alguien que lea esto?

    Gracias por el texto, un saludo!!

  10. Yo me confieso opresor y machista, muy a mi pesar. Eso sí, a niveles muy diferentes del de la mayoría de ejemplos que aquí se exponen. Hay comportamientos que están demasiado interiorizados y cuesta sacárselos de dentro. También creo que en el bando opresor, entre muchos otros privilegios, también tenemos una posición privilegiada para intentar que las cosas cambien. Seguramente hago por ello mucho menos de lo que podría hacer, pero creo que el tener consciencia de ello ya es un modesto avance.

  11. Estoy de acuerdo y en desacuerdo casi a partes iguales. Más de acuerdo que en desacuerdo, eso sí.

    Estoy de acuerdo en que sí, existen privilegios por el simple hecho de haber nacido hombre (es innegable, por desgracia). Como bien dices, es difícil, imposible en algunos casos, desprenderse de o rechazar dichos privilegios aunque queramos. Que eso nos convierta automáticamente en opresores…ishh… me chirría (aunque aún no sé si es negación por testarudez o porque no le encuentre del todo la lógica).

    Estoy en desacuerdo en dividir en bandos (o grupos) opresor/oprimido. Es, a mi parecer, colocar una barrera insalvable en la lucha por la igualdad: «eres hombre, eres opresor (activa o pasivamente), eres mujer, eres oprimida (lo aceptes o no, luches contra ello o no), y esto será así SIEMPRE».
    Entiéndase el entrecomillado como la barrera de la que hablo, claro.
    Si queremos luchar contra la desigualdad entre géneros (o contra la existencia de privilegios del género masculino sobre el femenino más bien), lo primero que hay que hacer es eliminar cualquier barrera que diferencie un sexo de otro. Y esta barrera es una de ellas.

    Entiendo (pero no defiendo) las respuestas a la defensiva de ciertas personas. Yo mismo me he sentido ofendido al saberme situado, por tu parte, dentro del bando opresor. Queramos o no, opresión no es una palabra bonita. Si llamas a alguien opresor, o lo colocas dentro del bando opresor, es normal que se sienta ofendido o incluso insultado. Aunque claro, hay que saber medir la indignación y evitar caer en el insulto como han hecho ciertos personajes.

    En fin, he perdido el hilo de todo lo que quería decir. En principio por la batalla interna que se está librando en mi mente. Son conceptos bastante hirientes. Confieso que «bando privilegiado» me gusta más que «bando opresor», aunque quizás sea por lo que tú dices, por maquillar la realidad, y sentirme menos mal conmigo mismo por ser hombre. También existe la posibilidad de que, en mi concepción de opresión como acto activo y a conciencia, esté más de acuerdo en considerarme «privilegiado» que «opresor».

    No sé, es muy rayante todo. Ojalá no existiesen estas diferencias (y ya no hablo sólo entre géneros, sino entre razas, procedencia, sexualidad, etc.) y pudiésemos dedicar nuestros pensamientos a cosas más provechosas que a discutir por la existencia de diferencias y bandos diferenciadores ¿Utópico?

  12. Pues yo… creo que te equivocas. No se si te equivocas en decir que un hombre por el hecho de serlo pertenece al grupo opresor, que personalmente creo que va en interpretaciones (a mi me cuesta meter en el grupo opresor a un hombre que luche por los derechos de las mujeres, antes que a una mujer que eduque a sus hijas para ser amas de casa, por ejemplo), y en todo caso creo que sería más razonable hablar de grupos con privilegios o sin ellos, antes que de grupos opresores u oprimidos.

    En cualquier caso creo que es un error hacer esa diferenciación por qué No le veo ningún sentido en atacar/definir/catalogar a los hombres por el hecho de serlo, igual no es un ataque pero te puedo asegurar que es el primer sentimiento que vamos a tener la inmensa mayoría de nosotros, luego lo podremos procesar y eso, pero al fin y al cabo NO LO PODEMOS CAMBIAR. Así que ¿sirve de algo?

    Creo que muchas personas, por el motivo que sea, que puede ser muy razonable, polarizan cualquier tema cercano al machismo poniendo a hombres a un lado y a las mujeres a otro, en lugar de «a favor» o «en contra» del tema que sea, lo cual, además de ser menos justo lo veo menos productivo.

  13. Igual lo que necesitas es cambiar de amigos o conocidos, porque siendo hombre no oprimo a nadie y cuando evaluo su trabajo no me fijo en su sexo, sino en lo bueno o no que es.

    En mi trabajo hay mujeres que ganan más que sus compañeros, y también las hay que ganan menos.
    Y muchas haciendo menos o peor trabajo que sus compañeros, por el mero hecho de las circunstancias laborales cuando accedieron a trabajar.

    También hay muchas que, como tú, se quejan de que ganan menos que sus compañeros. En algún caso puede ser (los que menos) pero en otros te paras a ver lo que hace y la calidad de lo que hace, y resulta que hacen menos y peor, y encima no quieren aprender a hacer mejor las cosas.

    Por eso, a mi estos estudios me parecen absurdos e inútiles, porque lo único que miran es el sexo, el salario y el puesto, nunca la calidad del trabajo realizado.
    Y eso si que es discriminar, pedir que una mujer u hombre gane lo mismo que otro solo por tener el mismo puesto, cuando luego su trabajo resulta ser peor.

    Lo siento, pero creo que hay más discriminación en vuestras palabras del que hay realmente hoy en la vida real.
    Y encima mezclas el tema de las violaciones, para usar la carta del victimismo, y eso es un flaco favor a la supuesta igualdad que buscas.

  14. Bueno bueno, interesante el post la verdad. En muchos puntos creo que explicas perfectamente cosas que a mi me gustaría saber explicar de la misma forma y no puedo.

    Sin embargo sí que me gustaría comentar un par de puntos en los que mi opinión no es exactamente la misma que la tuya.

    La nomenclatura de «bando opresor/oprimido» me parece, como dices, mucho más exacta que hablar de privilegiados. Pero únicamente cuando se habla del bando en sí. En cambio no me parece bien que se hable de todos los hombres como opresores por pertenecer a dicho género, privilegiados en este caso sería bastante más correcto. Creo que la acción de oprimir es activa, y los privilegios muchas veces son irrenunciables, pero para oprimir hay que hacerlo a conciencia.

    Aparte de eso, creo que es importante saber diferenciar qué actitudes o situaciones forman parte de la opresión machista y cuales no. Y muchas veces se hace muy a la ligera.

    Por poner unos ejemplos, en el caso de los problemas laborales por el riesgo de embarazo o de no pagar en las discotecas, me parece que no está tan claro. Me explico.

    ¿Qué motiva a un empresario a no contratar a una mujer en edad de ser madre y contratar en su lugar a un hombre con las mismas cualidades? ¿No es esa «discriminación» resultado única y exclusivamente del sistema capitalista en el que vivimos? Pues habrá casos de todo tipo. Estoy seguro de que muchos empresarios ven más fiable a un hombre por el mero hecho de ser un hombre, seguramente sin ser conscientes si quiera de ello, por la concepción heredada de que los hombres son superiores. En ese caso sí que se debe hablar de discriminación y de opresión machista. Pero si ese mismo empresario valora de la misma forma al hombre y a la mujer y decide contratar al hombre por razones económicas (el riesgo de baja por maternidad es un riesgo económico real para la empresa) no se puede hablar de opresión ni de machismo.

    No se me entienda mal, no me parece que ese hipotético hombre haga bien, creo que es importante que haya medidas que protejan a la mujer en esa situación, sin embargo no es un caso de discriminación machista (es más, las medidas de las que hablo, y con las cuales como digo, estoy de acuerdo, son un caso de discriminación hacia el hombre)

    En el caso de las discotecas por ejemplo. Una mujer puede acceder gratis a cierto establecimiento porque constituye un reclamo. ¿Es discriminación o es un reflejo de las diferencias filológicas que existen entre hombres y mujeres en relación al deseo sexual? Yo creo que gran parte del modo en que funciona hoy en día la «conquista» sexual es fruto de la sociedad machista en que vivimos, pero no toda. Creo que si elimináramos todo vestigio de machismo del mundo, aún seguiría siendo rentable que las mujeres entraran gratis en las discotecas.

    No sé si me explicado bien, posiblemente no, y tampoco quiero que parezca que quiero sacarle punta a todo, pero es que si algo podía objetarle a este artículo (y de verdad que es muy poco) era que, a mi juicio, mete en el saco de la opresión machista cosas que no lo son del todo, y eso es algo que se hace mucho (muchísimo más que en este artículo, que he tenido que coger los ejemplos casi con pinzas) y que creo que hace bastante daño a la lucha real por igualar a las mujeres con los hombres en nuestra sociedad.

  15. Solo un opresor podria decir que sentir miedo ante posibles violaciones es «la carta del victimismo». Suerte para el que por ser lo que es no tiene ese miedo.

  16. Sigo pensando que llamar «Bando opresor» a todo el género masculino criminaliza a todos los hombres por cuestión de nacimiento, lo que es, en sí mismo, una discriminación. Considero que son mucho más bando opresor las mujeres del PP que apoyan una ley de aborto que nos transporta directamente a tiempos del franquismo que cualquier hombre que trate de luchar contra el machismo. O cualquier madre que no eduque a sus hijos en la igualdad. O cualquier redactora de tele5 o Cosmopolitan por perpetuar el status quo.

    El término «bando opresor» implica tener poder (opresor es el que oprime, y si oprime es porque tiene el poder para hacerlo) y muchos de los miembros del género masculino no sentimos que tengamos mucho poder cuando a menudo nos encontramos discutidos por elementos de nuestro propio género.

    Yo mismo me vi atacado por twitter por manifestar mis reservas sobre el uso de este término, y eso por parte de gente con la que estoy básicamente de acuerdo, lo que duele más. Este es el tipo de polarización del debate que no creo que sea positiva para la causa. Yo creo que el objetivo debe ser lograr unidad para luchar por la igualdad. Cualquier otra cosa es hacer bandos y guerra de trincheras.

    Sigo pensando que si pensamos que una mujer puede considerar agresión machista que un chico la quiera invitar a un café, vamos por muy mal camino. Obviamente esa chica tiene el derecho de molestarse con ello igual que yo tengo derecho a molestarme con la gente que trata de hablarme antes de que me haya hecho efecto el café de la mañana, pero eso no significa que sea razonable.

    Tú tienes tu visión del feminismo y yo la mía, igual que hay muchas más. Lo que no estoy dispuesto a tolerar es que se me diga que no puedo opinar del feminismo porque no tengo vagina (y no digo que tú lo hayas hecho, pero @mejillonsuicida sí que lo hizo) porque siguiendo esa misma lógica, hay un montón de cosas que no soy, y me considero capacitado para discutir sobre ellas. Y porque según esa misma lógica, un montón de mujeres que son más machistas que yo tendrían más razón que yo al opinar sobre el feminismo y me niego a aceptar eso.

    Con todo, debo decir que una vez leído el post, no estoy tan en desacuerdo contigo como pensaba (y es que estos temas rara vez caben en un tuit) y en cualquier caso puede ser positivo agitar conciencias si ello hace reflexionar a la gente sobre un problema que a estas alturas debería estar ya superado.

    Que sepas que te sigo queriendo una jartá y creo que si no existieras habría que inventarte. Eres mi camionero de Cuenca favorito

    (L)

  17. Yo soy del bando oprimido como homosexual. Y la única forma de denunciar eso con coherencia es admitir que soy del bando opresor como hombre. Es díficil aceptar el papel de opresor, y el hecho de tener ese papel dado, aunque no lo hayas elegido, aunque no quieras que exista esa opresión. Eso no crea una barrera insalvable, sino que, al contrario, es requisito para poder salvar una barrera real. Aunque quizás la única forma de aceptar ese papel de opresor sea, como en mi caso, tomar conciencia de aquellas otras opresiones en las que sí te haya tocado la peor parte… O a lo mejor hay que leer a Paulo Freire (habla de otro tipo de opresiones, pero es bastante recomendable… y tu forma de expresar tus ideas me recuerda a las suyas). Y a mí tampoco me gusta utilizar palabras suaves para realidades duras (incluso me molesta haber leido, en otros comentarios, varias veces la palabra «género» para referirse a la diferenciación biológica entre hombres y mujeres, es decir, a su sexo… que también debe ser una palabra fea). Intenté explicar, en una de mis redes sociales, hace poco esto mismo. En mi caso, por el hecho de ser hombre, no sonó tan ofensivo (para muchos, si acaso, desconcertante), pero sí recibí también muchas respuestas que tendían a negar la existencia de la opresión (a mí, sobre todo, me llamaban antiguo, porque, al parecer, eso del sexismo ya no se da), pero aprovecharé que tú te expresas mejor para compartirlo.

  18. Pues sí…lo puedes decir más alto, pero no más claro…tengo hijo e hija, y para su padre, afortunadamente, ya no es mi pareja, mi chico es un ligón si folla, y mi chica, ligera de cascose irresponsable, imagino que decirle puta, es demasiado fuerte para una hija..yo me he sentido incómoda, incluso dando el pecho a mis hijos..lo único capaz de cambiar eso es la educación, y nosotras, las madres de esos machistas, tenemos la obligación de educarlos, haciéndoles saber, que no son más que sus hermanas o sus amigas..que considerarlas menos que a un hombre, no les hace mejores, y fuertes, sino ruines y cobardes..

  19. Incluso aceptando tu premisa, no termino de entender el objeto de una discusión que me parece un tanto inútil. ¿pertenecen todos los hombres al bando opresor? No entiendo qué puede aportar la respuesta a dicha pregunta. Además, las dicotomías en política son malas compañeras. Como acaba de comentar alguien, considerar a un hombre feminista opresor, y a una mujer machista que aprueba una ley opresiva como oprimida no parece demasiado lógico.

    También hay otro problema con el concepto «privilegios». Los privilegios masculinos son consecuencia de una situación de discriminación de la mujer. En realidad no es que los hombres cobren más que las mujeres, sino que las mujeres cobran menos que los hombres. Quiero decir que no son los hombres los que tienen una situación salarial privilegiada, sino las mujeres las que tienen un salario menor, y por lo tanto es su sueldo el que debería ser subido, no el de los hombres disminuido.

  20. Y las mujeres que cobran más en el porno? Y los trabajos que sólo buscan chicas? Y las leyes de maltrato que automáticamente dan al hombre por agresor como el último caso de las violacion de los cinco esos? Yo tambien me siento carnaza cuando me metes en el bando que te sale de los cojones por haber nacido con huevos, igual que tu lo sientes en aspectos en donde se te acepta o no por ser mujer, pero ello supongo que no te convierte en opresora. O si, porque algunas cosas de aqui suenan a hembrismo, no a feminismo ni a igualdad. Si un hombre quiere lo mismo para una mujer que para el, parece que no os cuenta, pues que os den por culo ya.

    Eres tu la que tiene in nick de clichés.

  21. Flipo con «las mujeres que cobran más en el porno», o que «entran gratis a las discotecas» como argumento para contradecir lo que se dice en el blog. Pues claro, las putas también cobran más que los chaperos y además les resulta más fácil conseguir clientes. Sois unas privilegiadas y no lo queréis ver. Estos argumentos precisamente reafirman lo que se comenta en el artículo.

    Por otro lado puedo entender que haya hombres que, en una primera impresión y sin reflexionarlo, se puedan sentir molestos con el calificativo de bando opresor. Pero por lo que yo entiendo leyendo esto, Barbijaputa sabe diferenciar entre «opresor» y «perteneciente al bando opresor». Y estoy muy de acuerdo con llamarlo bando opresor y no grupo privilegiado, el lenguaje puede ser muy útil para ir tirando poco a poco de la cuerda hacia el lado que nos interesa.

    Soy hombre, por lo tanto soy del bando opresor, y la única forma que existe de que cambie esta situación es que cambie la sociedad y deje de existir un bando opresor. Por mi parte hago lo que puedo, aunque seguramente muchos de mis comportamientos tengan tintes machistas sin ser yo consciente de ello, igual que seguramente hay algo de racista en mí aunque intente combatirlo.
    Así que chicos, si queremos evitar estos debates en el futuro, podemos empezar asumiendo nuestro rol y haciendo lo que esté en nuestras manos.

  22. Esto es pa que nos entendamos mejor…
    ¨No soy del bando opresor porque no tengo la culpa de que el empresario contrate a un hombre y no a una mujer, no soy empresario… porque creo que las mujeres son iguales a los hombres…¨Es igual a
    Ej 1. No soy del bando opresor porque yo no oprimo a los animales, soy vegetariana, no maltrato, soy voluntaria en la perrera,o si el león tiene hambre me come,no me tiene lástima, una orca en Orlando ahogó a su cuidadora de toda la vida…La realidad es que aunque me considere animalista soy del bando opresor porque por mi privilegio de ser humana, me beneficio o he beneficiado de la comercialización del bando oprimido (puedo ir a una carnicería, a un circo, a un zoológico, consumo productos farmacéuticos y estéticos, me compro ropa de lana o uso piel…
    Ej. No soy del bando opresor por haber nacido en un país desarrollado porque yo no hago las políticas económicas, no me parece justo el capitalismo, compro en Intermón Oxfam… yo me beneficio de la política económica de mi país, los productos que compro sé que vienen de sociedades que están siendo explotadas para mi consumo.

    Espero que sirvan para quien esté dispuest@ a reflexionar

  23. Hola, interesante post sobre el cual voy a tener que pensar un rato porque no sé lo que opino, no me gustan las dicotomías, pero que no me gusten no significa que no existan.

    Aunque estoy totalmente de acuerdo en que esta es una sociedad machista y en que hay privilegios, en lo que no sé si lo estoy es en que por el hecho de ser hombre se sea opresor (lo que ha generado más polémica, sí).

    También me gustaría encontrar contraargumentación a esto: Decimos que por ser mujeres se nos discrimina porque se espera de nosotras ciertas cosas, como que estemos siempre arregladas, seamos más finas y sumisas, etc., y eso es cierto, pero ¿no genera la sociedad patriarcal unas expectativas equivalentes sobre los hombres, como que tengan que ser más machos, etc., que les joden a ellos de forma similar? Espero que se entienda que esto es una duda sincera que tengo y no una forma de negar el machismo.

    En general, sí que creo que existe un problema importante de desigualdad y de que se nos considere antes como objetos que como sujetos en muchos casos, aunque a menudo me cuesta diferenciarlo de una comportamiento humano general; así que en ese sentido entraría en juego lo que comentas de opresión. Tendemos a ser unos hijos de puta objetificadores –todos–, pero los hombres pueden ejercer más estas conductas gracias al patriarcado.

    Como lectora, te animaría a que reflexionases más sobre este tema porque nos ayuda a reflexionar a los demás.

    Saludos.

  24. Veo que en ningún momento mencionas que originalmente el concepto no era «grupo opresor» sino «bando opresor», ni que te aferraste a ese término durante dos días, ni que el motivo de llamar así al colectivo entero de los hombres no era «disfrutar de privilegios» sino «matar, violar y acosar».

    Aquí (goo.gl/gO9djb) una cronología alternativa, por si alguno de tus lectores quiere comparar.

  25. Efectivamente, Barbi. En un tuit (luego seguiste usando «bando» principalmente) y como si fueran equivalentes, cuando llevábamos horas diciéndote por qué no lo eran.

    Luego vemos que aquí justificas «grupo opresor» pero en Twitter sigues diciendo «bando opresor». ¿No te parece que les estás haciendo un trile a tus lectores?

  26. David Prieto, ¿eso es lo que te parece más importante de todo? ¿»Desprestigiar» (no sé qué palabra usar) a Barbijaputa? Pues vale, no es absolutamente imparcial, se me ha caído un mito… Y, ahora, ¿qué hay del verdadero debate fuera de personalismos?

  27. Aunque como hombre entiendo la rabia e impotencia que siente uno cuando le señalan con el dedo, también hay que entender que las palabras no son más que dibujos en una pantalla. Ponernos a debatir sobre si el uso de «grupo» o de «privilegiado» es más correcto que el de «bando» u «opresor» es mirar al dedo cuando el sabio señala al cielo.

    En cuanto al tema REAL del que se habla, que los privilegios no se elijan al nacer no los oculta ni los elimina, al igual que tampoco los hace desaparecer que uno no los ejerza activamente (o crea no hacerlo, porque el diablo está en los detalles). Los privilegios existen, nos guste o no, por el mero hecho de haber nacido con X cualidades que el vecino no tiene. ¿Un heterosexual tiene que andar con cuidado por si su sexualidad le cuesta una entrevista de trabajo? ¿Un hombre tiene que tener cuidado de por dónde va por la noche para que no le violen? Esos son ejemplos de privilegios que uno no «utiliza», pero que al fin y al cabo ahí están. Fruncir el ceño y berrear porque nos han dicho que por ser hombres, heteros, blancos o del Barça tenemos ventaja es pueril y risible.

  28. Es irrebatible que existen privilegios y cargas por el simple hecho de nacer, pero lo que es muy opinable es que lo denomines “opresor-oprimida” por la imprudente hazaña de ser.

    Para no ser un tema complejo ni difícil de entender, tergiversas tu razonamiento embrollando conceptos esteriotipados y manidos que nada tienen que ver con lo que procuras defender, ya que igual que se dan casos en el que el varón percibe un salario mayor que la hembra en similar puesto, también ésta goza de ventajas laborales, deducciones fiscales para el empresario por su contratación por ejemplo, por esa misma condición que tú denominas oprimida. Entonces, hablemos igualmente de una discriminación positiva, que además de existir es explotada de manera falaz.

    La cara triste de tu discurso es que aseveres que el mal uso suministrado por cada individuo, a título particular, lo pluralices bajo la premisa de concernir a un género, el que ni exime ni condena y, muchísimo menos, es una realidad obvia. Y ya que solicitas que dejemos de suavizar el lenguaje para no ofender, te insto a revises la definición de opresor (1.adj. Que abusa de su poder o autoridad sobre alguien.) y hagamos un empleo exacto del lenguaje para no ofender y, puestos a pedir, que no utilicemos eufemismo disparatadamente.

    Y sí, estoy oprimiendo porque los hombres tienen que cederme el asiento en los transportes públicos, en caso de naufragio adquiero la primacía de ser rescatada antes junto con los niños; estoy oprimiendo porque invoco a mi menstruación como descargo (en una antigua entrada tuya dices: “Podré perder los papeles y salirme de tono tantas veces como ovule…”); estoy oprimiendo porque mi condición de fémina me concede la custodia de mi progenie sin cabida a debates si es lo más favorable para ellos; estoy oprimiendo porque mi blasfemia prevalece ante la veracidad de un hombre en caso de inculparle por presuntos malos tratos… porque sí, todas vivimos oprimidas.

    • Una de dos: o eres un hombre fingiendo ser mujer para llenar de razón tu discurso o eres la mujer más machista con la que he me cruzado aquí y en la vida real.

      Ambas cosas me dan las mismas ganas de vomitar.

    • «estoy oprimiendo porque mi blasfemia prevalece ante la veracidad de un hombre en caso de inculparle por presuntos malos tratos…»

      Ay diosito llevame pronto. Solo te falta cascar un enlace del ministerio del equilibrio para corroborarlo.

    • Mira voy a tratar de contestarte para que lo entiendas (y no digo esto de malas maneras ni pretendo ofender de ningún modo).

      Pasando por alto el hecho de que hoy en día los protocolos de evacuación en un naufragio GRACIAS A DIOS han superado lo de «mujeres y niños primero» y que prácticamente nadie cede el asiento a una mujer si no es mayor o está embarazada…vamos a dar por hecho que así fuera, o vamos a remontarnos 50 años al pasado para volver a la época donde esas situaciones aún se daban.

      ¿De verdad no te das cuenta de que eso es una clara opresión HACIA la mujer? ¿Crees que el hecho de que una mujer se «beneficie» de algo concreto significa que es ella la opresora? Las mujeres reciben un trato de favor en ciertas estupideces concretas porque se las considera débiles e inferiores. Por dios «las mujeres y los niños primero»!!!! ¿En serio no ves lo que eso significa?

      Sinceramente creo que estas cosas se explican solas, ¿A quién se cede el asiento en un autobús? A discapacitados y personas con dificultad de movilidad, ¿que te hace pensar el hecho de que se incluyan las mujeres en ese grupo? Joder, blanco y en botella…

      Sobre la ley de violencia de género el tema es algo más complejo, es cierto que existe cierta discriminación positiva como método de urgencia para tratar de frenar un problema que a día de hoy es inconcebible que siga existiendo, meterlo en el mismo saco creo que es un error y no tiene nada que ver, pero tampoco supone para nada un caso de «opresión feminista»

  29. «Hay privilegios como el sueldo, la ausencia de condescendencia de tus superiores, el saber que ninguna mujer te va a violar en tu portal…».

    Es cierto, a muchos hombres nos preocupa más que nos violen otros hombres, o que algún perro nos fornique la tibia…

    Mi pregunta es: si la tienes pequeña, estás oprimiendo a las mujeres, pero poquito, ¿verdad?

  30. Por suerte en esta vida no todo se sintetiza en una de dos. Lamento sorprenderle anónimo ya que ni soy un hombre fingiendo ser mujer para llenar de razón mi discurso ni una mujer machista y, de paso, le aclaro que ni una mujer feminista por lo que no voy a consentirle que insinúe que entrego carnets de feminista, ¿mujeres feminista documentadas? por favor ¡¿dónde vamos a llevar?!

    Antagónicamente a lo que infiere, mi condición de ser mujer es lo que no me entorpece para ser autocrítica y valerme de la sátira para argumentar que las rémoras existen, claro que existen, pero para ambos sexos y me niego a argüir una denuncia social bajo el aserto de por ser mujer ser el sexo débil y, muchísimo menos, la oprimida. No enjuicio su razonamiento, en lo que discrepo es que se confronten los términos hombre-mujer por lo tanto opresor-oprimida. Opino que es importantísimo, cada vez más, utilizar un lenguaje positivo y no peyorativo para combatir y no fomentar pensamientos perniciosos. Creo que no se me ha entendido, ¡cachis!

    Si me permite la licencia anónimo, le recomiendo el té de jengibre que es excelente para los vómitos.

    Y por último, no sé en qué parte de mi exposición cabe interpretar que Babi no es magnífica, que sin duda lo será, de igual manera que mi persona también es magnífica, además mucho. Y punto pelota.

    Un saludo.

  31. Nacer en forma de mujer,es nacer perdiendo ,ayer y hoy, (mañana no lo se).Si todas las mujeres que han sido victimas de pedófilos en su niñez hablaran..no se que es lo que ocurriria (yo lo fui).he sufrido acoso en todos mis trabajos,en unos mas fuerte que en otros pero ACOSO,en unos mas largo que en otros ,pero ACOSO.,Como es lógico no me gusta generalizar,ya que siempre he vivido en España y no puedo opinar de otros paises como Noruega, Holanda,Suecia ,Suiza….osea que hablo solamente de España.

    Pero ojo al dato,cuando ya a los 13 o 14 años,tome la decisión,la única decisión que libremente puede tomar una mujer ,y sin contar con nadie ,ni dar explicaciones,,(la decisión de no ser madre).Pues cuando tome esa decisión,fui victima de acoso ,de presiones sociales,de indirectas,y de burlas DE MUJERES,SOLO DE MUJERES!!!,Y DURANTE VARIOS AÑITOS!!.Y es que la escasez neuronal,y lo amargadas y sometidas y esclavizadas que están algunas «madres»,solo es por que son «cortitas» ¿acaso alguien te obliga a parir??,¿a que no??? pues si has decidido ser madre ,vas y te jodes! y no amargues a las que no hemos «tragado» con el puto sistema!,y el niño te lo cuidas tú,y deja en paz a las tias y abuelas!,.hay mucha mala leche en España,si además de nacer en forma de mujer y pobre ,te casas ,te hipotecas ,y te reproduces,es casi seguro que acabes bajo un puente,los hijos que los tengan las infantas ¿tanto cuesta de entender???….osea que ,bajo mi punto de vista,y por la estupidez reinante que veo entre personas de mi mismo sexo,yo diria que si,que nacemos con desventajas,pero que LA SOGA EN EL CUELLO SE LA PONEN MUCHAS MUJERES ELLAS SOLITAS Y SIN LA AYUDA DE NINGUN SEÑOR!! .

    Barbiabuelita

  32. Uy, eso de ser «tuitero de preescolar» tiene sus cosas, no me enteré del tema….pero bueno, me gustaría aportar mi granito. Quede claro de ante mano…soy tio…y soy machista y por ende opresor…Por qué digo esto? porque soy consciente del problema y es la única manera de atacarlo. Por qué soy machista? por un hecho irrefutable, he mamado una cultura cristiana-occidental y es lo que ha impregnado mi conocimiento y la forma de ver lo que me rodea. Evidentemente se que no cometo aberraciones machista de brocha gorda, pero se que mi educación está ahí e influye en mis sentimientos. Negar el problema no nos ayudará a luchar contra él y admitirlo no significa renunciar a combatirlo sino al contrario, ser conscientes de él y utilizar las herramientas necesarias para evitarlo. Pero voy más allá, por el mismo motivo, no solo los hombres que hemos mamado esta cultura, sino también todas las mujeres (no voy a decir que también la han mamado, porque quedaría muuuuuuy mal) des este entorno son machistas. La diferencia sustancial, como bien dices es estar en el lado opresor o el oprimido. Y también es diferencia ser conciente del problema y combatirlo o negarlo y seguir teniendo actitudes machistas sin importarnos o incluso negándolas.

  33. Tal vez te interese leer este libro Barbi «La desgracia de ser mujer» de Rosa Regas,y otro llamado «Manual para mujeres maltratadas,(que quieran dejar de serlo)» de Consuelo Barea este último es lo mejorcito que he leido para descubrir y aprender a defenderte de la mentalidad machista,es,una obra de arte !!!!.

    Barbiabuelita

  34. Hay machismo y hay opresión (desde los dos lados)… y también mucho victimismo (individual y colectivo). Pero aquí lo importante es lo que se debería hacer para cambiar el estado de cosas actual. Y lo que se está haciendo en España en los últimos años sólo hará que aumente el machismo y las desigualdades.

  35. Vamos a ver… Yo creo que este tipo de temas se le está yendo al feminismo de las manos… Si en algún momento se ha sospechado que hubiera una discriminación o infravaloración de la mujer en cualquier aspecto (que realmente lo habrá), vosotras habéis acogido de bastante buena gana el san benito de víctima y acabáis dramatizando todo un poco.
    Hay muchas razones por las que una persona puede cobrar menos que un compañero suyo que haga el mismo trabajo. De hecho, hay estudios que dicen que las personas altas perciben un mayor sueldo que las personas bajitas, y llegan más lejos, afirmando que, estadísticamente, cada centímetro de altura de más se corresponde con un incremento del salario en un determinado valor. También hay otros estudios que explican que las personas más antisociales son percibidas como más competentes/trabajadoras, y por ello se les paga más.
    Entonces, pues, yo he de reconocer que soy un enano; y seguramente, cuando trabaje en alguna empresa, me pagarán mucho menos (en promedio) que a mis compañeros. ¿Qué hago? ¿Acampo en sol y reivindico los derechos de los bajitos? O si soy una persona muy social, y eso repercute en mi salario ¿defenderé entonces que haya equidad entre personas con diferente nivel de extroversión?
    Muchos de los factores que condicionan el sueldo de una persona dependen de percepciones subjetivas, más aún, inconscientes, que el resto de personas hacen de nosotros, y eso es muy difícil de cambiar.
    Además, cabe la posibilidad de que las mujeres en particular también puedan tener otra serie de «privilegios» en los que no se haya reparado, y eso sin contar con el hecho de que lo que se considera habitualmente un privilegio a veces pueda ser un perjuicio, y viceversa.
    Por otra parte, decir que los hombres pertenecemos a un bando opresor, y las mujeres son oprimidas, la verdad es que me parece un poco exagerado. Básicamente porque en la palabra ‘opresión’ se alcanza a sobreentender unos matices de intencionalidad y de conciencia con respecto a lo que se está haciendo, una forma de hacer enteramente voluntaria. Personalmente, prefiero la alusión como «bando privilegiado», en vez de «bando opresor». Y no creo que lo segundo sea causa de lo primero.

  36. Poquísimos comentarios tiene esta entrada, para el esfuerzo que debe costarte día tras día no responder a toda esta gente que se vaya a la mierda directamente (que entiendo que no es la solución, pero cuando algunos vemos la realidad de una forma tan obvia cuesta creer lo difícil que les resulta darse cuenta, o como se niegan a dialogar).
    Soy hombre, y como tal entiendo que formo parte de un grupo opresor, que además tiene más nombres, entre los cuales podemos distinguir sexo masculino u hombre. Como tal, y dadas las circunstancias, entiendo que el grupo opuesto, visiblemente oprimido, lo está debido a los privilegios que se conceden a MÍ grupo desde que nacemos. Me guste o no, eso es innegable.
    No obstante, soy feminista, se me rompe el alma cada vez que escucho a una mujer decir que no lo es. Por lo tanto, como bien aclaras, no soy opresor, estoy a favor de que tengamos los mismos derechos y libertades, de que seamos iguales.
    Lo único que esto significa es que tengo que luchar en contra de aquellos que, en mi propio bando, quieren perpetuar los privilegios que no nos merecemos, esta cultura machista que ha existido desde siempre y que tanto se esfuerzan en negar.
    Y sí, somos el bando opresor. Porque cuando hay alguien oprimido es porque hay alguien que oprime, y si hablamos de bandos y no de personas, soy del bando opresor. No lo veo como algo malo, puesto que lo que se puede juzgar de mí son mis acciones y mi ideología, no el grupo al que pertenezco, al igual que ser de esta nacionalidad no significa que esté de acuerdo con las políticas que se llevan a cabo en mi país.
    Se que este comentario no te va a aportar nada nuevo, ni a ti ni a quien lo pueda leer, porque pocas son las personas dispuestas hoy en día a valorar las opiniones ajenas y discutir sus ideas preconcebidas, pero quería mostrarte mi apoyo y agradecerte que dediques tu tiempo a crear explicaciones tan elaboradas, con fuentes bien empleadas y lo más importante, sin perder la calma y el respeto que te caracterizan. Por ello, te felicito.
    Espero que al menos te de un poquito de ánimo para seguir aguantando las plagas que te lanzan encima.

  37. Genial Barbi!!

    Me siento totalmente identificada con lo que has escrito. Muy bien expresado y explicado. Es así, yo ya soy de las que tengo 40 y sí notas que cuando dices la edad ya no te tratan igual, porque no soy una madurita interesante, sino una mujer menopáusica. Creo que piensan, que ya no estás en edad reproductiva y dejas de valer para una relación. Y eso de envejecer, es así, hasta yo tengo pánico. La tiranía de la edad, de la belleza; camuflarte las canas, muy pocos hombres se tiñen sus canas, frente a muy pocas mujeres se dejan sus canas. Y es que el mundo si eres hombre es mucho más fácil en estas cosas. No se preocupan tanto, porque la sociedad les ha hecho ver lo que tú dices que ellos son maduritos interesantes y tienen esos privilegios, pueden envejecer sin que le hagan tantos juicios como a mí. Y son queridos con su vejez y yo soy rechazada. Ay qué joderse, ¿dónde está la igualdad? No la veo por ningún lado.

    Saludos.

  38. Según el diccionario de la RAE en su segunda acepción (la primera es hacer presión sobre algo) oprimir es esto «Someter a una persona, a una nación, a un pueblo, etc., vejándolos, humillándolos o tiranizándolos». No dudo que hay países en los cuales las mujeres son vejadas, humilladas, y tiranizadas, no lo dudo porque es cierto. Pero en una democracia, imperfecta como todas, en las cuales hoy en día hay mujeres que también dirigen compañías, mujeres que cobran también más que sus maridos, eso también es opresión o es una mera excepción??? Los maximalismos son malos, siempre, y querer dividir el mundo en blanco y negro también, eso es dogmatismo barato, y del cutre por cierto. Nadie niega que las mujeres cobren por lo general menos que los hombres cuando hacen el mismo trabajo, nadie, y es una injusticia.

    Me cansa bastante tu argumento sobre las violaciones, que aún siendo cierto es sesgado por la siguiente razón. Te sorprendería saber cuántos hombres son violados al año también, ellos no cuentan? Siguen siendo del bando opresor?? Y ya si nos vamos al capítulo de las guerras las cifras curiosamente casi se equiparan, peeeeeero, es un tema tabú y de hecho hasta hace muy poco no había ninguna ong preparada o dispuesta a ayudar a esa gente en África por el estigma que estaba asociado a ella porque de hecho sus propias mujeres no querían ver a sus maridos siempre bajo la misma excusa «si él no es capaz de defenderse cómo me va a defender a mí». ¿Quién es el oprimido?

    Basta ya. En este mundo por el hecho de ser hombre tienes también que cumplir con una serie de estereotipos que si no los cumples prepárate para la incomprensión y el rechazo tanto de hombres como mujeres. Estoy cansado de escuchar argumentos baratos cuando se habla de Margareth Tatcher o de Angela Merkel excusándose las feministas en que su actuación es tal cual porque cumplen un rol masculino y no femenino. ¿Un rol qué? He escuchado excusas, pero pocas tan cutre y salchicheras como esta.

    En el mundo las cosas no son blancas o negras tienen matices, entiendo el matiz que quieres mostrar diciendo «del bando opresor, no opresores», pero no es suficiente porque no deja de ser una manera de decir «estás marcado desde tu nacimiento», cuando parte de la gente más machista que he conocido en mi vida son mujeres. Ellas qué son ¿oprimidas u opresoras?

    Si quieres ver la vida dentro del dogmatismo más recalcitrante adelante, pero te aseguro que mucha gente te va a tachar de cuadriculada.

  39. Feminazis…os habéis pasado 3 pueblos..pero os queda ya poco para aprender que el mundo somos todas las personas..q el negocio del hombre malo/ mujer vìctima llega a su fin…gracias a dios la gente con 2 dedos de frente hemos superado esa guerra de sexos decimonònica que habéis tomado como dogma de ingenieria social…llamo a todos lo hombres perseguidos por este nuevo fascismo con la llamada livg injustamente denunciados por una hembra vengativa que os priva de vuestra casa de vuestro trabajo de vuestros hijos de vuestra dignidad…a tomar las armas»»..y luchar de manera inmisericorde contra est@s feminazis y a recuperar vuestra libertad…la libertad individual es sagrada y el que segregue a las personas por tener pito o coño debe ser erradicado de este mundo…asquerosos acomplejados tic tac tic tac…

  40. Barbijaputa ojalá un rayo te parta en dos y que tu familia lo vea…eres la vergüenza de las mujeres libres…eres tú y sólo tú la oprimida y te atreves a eregirte como la portavoz de todas las féminas…en su nombre y en el mío…suicídate y púdrete bajo tierra y que tus acólitos respiren la peste de tu cadáver…por un mundo sin sexismos…muerte a l@s feminazis

  41. El problema, que muchos no han entendido, es que tu hablas de «bando opresor», sin implicar que sus miembros opriman activamente. Cuanto tu le dices a alguien que es del «bando opresor» lo que estás dándole a entender es precisamente eso: que oprime de forma activa. No importa que no fuera lo que querías decir, la mayor parte de la gente es estúpida y no se para a entender las cosas (aún hay una mayoría de gente que piensa que el feminismo es la versión femenina del machismo). Es natural que cualquiera que esté en contra de la opresión se ofenda si le dices algo así.

    Así que sí, estoy a favor de tu discurso, pero como decía algún comentario, nunca conseguirás convencer a nadie mientras sigas utilizando términos tan negativos. Deberías (y lo digo por el bien del feminismo, pues claramente la gente no está entendiendo lo que quieres decir), buscar otros términos con los explicar este argumento. La gente se bloquea y deja de escucharte si empiezas a insinuar (o a dar a entender) que pertenece a un grupo que esta misma desprecia.

  42. De todas las cosas que dices se desprende que tú tienes unos cuantos traumas, y ahora entiendo por qué piensas cómo piensas.
    Señalas y apuntas una lista de cosas que, en tu opinión, convierten a la mujer en un ser «oprimido» por el hombre, pero convenientemente omites todas aquellas cosas en las que la mujer se ve favorecida (que también las hay).
    Venir aquí con un artículo de un periódico que dice que los hombres cobran más para justificar, por ejemplo, la situación de subordinación de la mujer me parece ridículo.
    En la universidad jamás vi ningún trato que pusiera a una mujer en posición de subordinación respecto al hombre (si acaso al contrario), y en mi trabajo no hay diferencia de salarios en función del sexo.
    Da la sensación que buscas cualquier excusa para señalar una opresión, te agarras a lo que sea con tal de señalarlo. No niego que haya ámbitos en los que todavía queda trabajo por hacer, pero lo que tú haces es radicalizarlo todo y llevarlo a un extremo en muchos casos estrafalario.
    Sé que hay muchos hombres de los que te leen cuyo mayor temor en esta vida es que una mujer como tú los señale como machista, de ahí que van a decir y hacer de todo para evitar ese estigma. A mí me trae sin cuidado como me califiques tú o toda esta gente a los que tanto les gusta señalar y nombrar. Si eso os hace felices y os reafirma en vuestros pensamientos, por mí perfecto.

    PD: Sobre la cuestión biológica y el envejecimiento, siento decirte que no puedes culpar a nadie salvo a la naturaleza. La mujer madura antes, y también envejece peor. Lo siento mucho, pero es así. Pero mira la parte positiva, tenéis más esperanza de vida. No todo iba a ser malo.

  43. Entonces las mujeres también son opresoras de los hombres en algunos casos, no? en el momento en que ser mujer te otorga privilegios frente a los hombres, como sería la facilidad para entrar a un puesto de trabajo, como en el ejército por ejemplo, sin estar cualificada, solo por el simple hecho de ser mujer, o que en un divorcio la mujer tenga ventaja de por sí a la hora de llevarse a los niños, la casa o una pensión. Eso puede ser visto como machista, diréis que eso lo hacen porque consideran a la mujer inferior y le ponen pruebas más fáciles, o que en un divorcio están forzando a la mujer a quedarse cuidando a los niños. Puede ser, pero acaso no tiene todo un lado positivo y otro negativo? Cuantas madres conocéis que no quieran estar con sus hijos? Seguramente pocas. Podéis ver el lado negativo, si, pero también debéis ver el positivo. Ser mujer os otorga ventajas frente a los hombres, como una condena menor por el mismo crimen. Y eso a qué es debido? Si sólo veis la parte que os afecta negativamente, y no sois capaces de ver la que os favorece, estaréis siendo igual de opresoras que los machistas.
    Ambos sexos tienen privilegios y desventajas, porque no somos iguales. No tenemos las mismas hormonas, ni la misma mente, ni la misma personalidad o el mismo instinto, ya que durante muchísimos años, nuestras funciones eran muy distintas, y debido a ello hemos evolucionado de forma muy distinta. El hombre era cazador, por lo que su visión actualmente se basa en una visión de tubo, como se la suele llamar. Se caracteriza por ser muy precisa a largas distancias, pero no ver tantos detalles a su alrededor. También detectan los movimientos rápidos mucho mejor que las mujeres. A su vez, la visión de las mujeres les capacita a ver muchos detalles a su alrededor, y no necesitan fijarse en una sola cosa para ver detalládamente lo que les rodea. También ven muchísimo mejor los colores, los diferencian más. Éste es un solo ejemplo de las diferencias, ya no psicológicas, si no fisiológicas y evolutivas entre el hombre y la mujer. No considero que haya un sexo superior al otro, ni mucho menos, pero tampoco acepto que se diga que somos iguales. Simplemente somos distintos, en algunas actividades uno será más efectivo que el otro, y es totalmente normal, así como nuestras reacciones ante un mismo suceso varia, ya no solo entre sexos, también entre individuos, culturas, etc. Somos distintos, y eso es lo que nos hace evolucionar. Lo importante es ver que todos somos personas, y tratar de defender nuestros derechos e igualar las cosas en la medida de lo posible, pero teniendo siempre en cuenta nuestras diferencias.

    Un saludo ^^

Responder a TheProblem Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *